Sunday, July 08, 2007

Por fin, sin humo = Finally, no smoke

Hace un par de días a la hora del almuerzo con algunos estudiantes de la universidad, me enteré de una nueva ley que comenzará a regir el año que viene: estará totalmente prohibido fumar en lugares públicos cerrados donde hay gente trabajando. Esto se aplicará a restaurantes, pubs y discotecas.

El principal espíritu de la ley es proteger los empleados no fumadores quienes en estos lugares se vuelven fumadores a la fuerza. El efecto secundario es que los clientes no fumadores no fumarán mientras están en estos lugares.

La única forma de permitir fumadores es preparando un salón por separado donde ellos pueden estar. Si quieren que algo se les sirva/pedir algo, deben ir (sin cigarrillo alguno) al área libre de humo y pedir lo que quieren.

La desventaja de esta ley es que a los lugares pequeños no les es posible preparar ningún salón separado para fumadores, y por lo tanto no se podrá fumar, perdiendo a los fumadores, que preferirán ir a lugares donde puedan disfrutar de su hobbie de generador de humo.

A pesar de las contras de la regla, espero ansiosamente de vivir la experiencia de estar en una disco y volver a casa sin olor a humo. Personalmente, pienso que es una muy buena ley que pretende proteger a los no fumadores, ya sean trabajadores o clientes, quienes hoy por hoy se ven forzados a ser fumadores, siendo expuestos a todas sus consecuencias dañinas.

A couple of days ago, at lunch time talking with some students of the university, I learned of a new rule that will start running next year: it will be totally prohibited to smoke in indoor public places where there are people working. This will apply to restaurants, pubs, and discos.

The main aim of this law is to protect non-smoking employees who in those places they become smokers by force. And the secondary effect is that non-smoking customers will not smoke when being at these places. The only way to allow smokers is preparing a separate room where they can stay. If they want to be served/order something, they have to go (with no cigarette) to the smoke-free area and order what they want.

The drawback of this rule is that small places are not able to prepare any smoking separate room, and therefore they will be smoke-free, loosing the smokers, who may only go to places where they can enjoy their smoke-generator hobbie. Inspite of drawbacks, I look forward to live the experience of being at a disco and go back home without smelling to smoke.

Personally, I think this is a good rule that pretends to protect non-smokers workers and customers who nowadays have to be forced-smokers, and be exposed to all the smoking harmful consequences.

5 comments:

Anonymous said...

Espero que pronto puedas disfrutar de esta ley, es una de las pocas cosas que "extraño" de Tucumán, salir a cualquier lado y volver sin olor a humo. A propósito, en Tucumán, además de los bares "marrones" donde estaba permitido fumar la gente se agolpaba en las mesas en la parte de afuera del bar. Finalmente los únicos que pierden son los dueños de los bares porque las empresas de cigarrillos no pierden clientes nunca. Besos
GABY

Gonzalo said...

¡amen viejo!
Yo la contra que le ví, con el tiempo porque al principio apoyaba ciegamente esas cosas, es que empieza a dar una sensación de: ¡no me cuiden tanto!. Cuando vi por la tele que en Buenos Aires(no hay leyes así en salta, al menos la del tabaco la lamento, mucho) iban a poner una ley que obligue a todos los restaurantes a tener un menú vegetariano, y también hubo polémica. A mi se me ocurrieron dos cosas:
a) ¡no me cuiden tanto que quiero reventar como sapo! si total.. morfando como cerdo solo me reviento a mí (a diferencia del humo), y bueno si voy a dar a un hospital público a los que paguen impuestos... pero me parece peor mandar a otros al hospital a gastarse la plata de los impuestos
b) no se porque la gente se hacía tanto problema. Si yo fuera dueño del restaurante pondría en mi carta: menú vegetariano: ensalada de lechuga y tomate, y a pelase :D

pd: ¡muerte a los fumadores! x-(

Adrian said...

en buenos aires hay una ley al respecto, pero solo aplicable a los restaurantes y cafés (esta bien cafés?). Estuve en junio por allá y lo respetan al pie de la letra. La opción que tienen los lugares chicos es colocar extractores de humo, pero la verdad es que no se bien como funciona eso. En los boliches? Esteeeeee, dudo que lo veamos alguna vez. Y si, yo soy otro de los que odia llegar hediendo a cigarrillo ajeno, que se le va a hacer...

Angel Gris said...

estará totalmente prohibido fumar en lugares públicos cerrados donde hay gente trabajando.
Esto quiere decir que la en nuestro país ley no sería aplicable en lugares donde no haya gente trabajando. Por ejemplo, los box de algunos (99.9%) de los profesores de la UNSa (para alegría de algunos fumadores compulsivos como Gil), el "laboratorio del pueblo" ahora mudado al Lab 3, casa de gobierno, casa rosada, legisñaturas, consejo deliberante, etc.

José Villegas said...

No se puede ver como sobreprotección a la gente, simplemente se trata de protegerla. ¿Por qué un empleado de un pub tiene que fumarse el humo de todo los demás? Lo que se hace extensivo a los demás. Si querés matarte, matate, pero no matés a los demás...

Y sobre el concepto de trabajo, sí, es amplio... pero aunque algunos sean vagos, se los debe proteger también (algún día pueden ser útiles :P)