Sunday, November 05, 2006

Escuela de otoño = Autumn school

Aquí estoy, en un tren desde Venecia a Milán, en Italia. En un par de parrafos les voy a tratar de contar que es lo que he estado haciendo esta semana en Italia.

Primero que todo, me gustaría resaltar que vine a una escuela de otoño en Zero-Knowledge en Bertinoro. Las clases fueron dicatadas por renombrados especialistas en el área, como lo son Yehuda Lindell, Jonathan Katz y Giuseppe Persiano. El número total de participantes fue alrededor de 35, provenientes de un gran rango de países. Los contenidos del curso fueron bastantes densos, pero a la vez hemos obtenido un buen pantallazo de lo que se trata el tópico. En lo personal, pude entender muchos vacíos conceptuales que he tenido durante mi (escasa) investigación. En líneas generales fue genial.

También conocí mucha gente, como les dije, de muchos lugares. Mientras estudiábamos o debatíamos sobre nuestro tópico de investigación, tratamos de disfrutarlo al máximo. Luego de cenar, íbamos a bares(1) o jugamos Mafia como una manera de distendernos.

Comimos muchísimo. Desayuno, almuerzo y cena eran enormes. En general, una cena típica italiana consiste de 5 platos: primer y segundo primer plato, primer y segundo plato principal, y postre. Por lo general, me llenaba con el segundo primer plato, pero por lo menos trataba de probar todos los platos que a propósito estaban riquísimos. Nunca antes había comido tanto...

La escuela tuvo lugar en Bertinoro, un pueblo pequeño cerca de Forlì, que está a una hora en tren de Boloña o Florencia. El pueblo está en la punta de un cerro desde donde se puede ver el mar Adriático. No hay buenas conexiones de bus a otras ciudades por lo que nos quedamos ahí durante los tres medios días libres.

Luego de la escuela regresé a Milán de donde fui a Venecia. Personalmente, fue un lugar que quería visitar hace algunos meses, cuando de alguna manera comparé Venecia como si fuera Ámsterdam. La curiosidad fue generada y ahora tengo ambas vistas. Las comparaciones son odiosas, y las ciudades son diferentes de hecho.

En Venecia me encontré con Amitabh que también asistió a la escuela. Dimos unas vueltas por la ciudad caminando y el barco. ¿Sabían que Venecia tiene una extensa red de transporte público de lanchas? Yo no, y aún más, tienen taxis, líneas de lanchas con recorridos y horarios... fue sorprendente para mí. Por supuesto que fuimos a todos los lugares que pudimos: como estoy habituado a usar buses o trenes, me dí cuenta que las distancias cortas pueden tomar hasta una hora en lancha pública por lo que casi pierdo mi (este) tren.

Italia en general es muy parecida a Argentina: la gente, la forma de hablar de la gente y hasta intenté hablar italiano sin ser detectado... De verdad que la pasé de 10 en Italia.

Mañana, estaré de vuelta en casa, y el lunes retomar todo el trabajo de nuevo. Hay una conferencia en Amberes, Bélgica donde nosotros (mi actal y ex supervisores y yo) estamos presentando un artículo allí.

Tomé muchas fotos. Tan pronto como pueda, las voy a publicar...

=======

Here I am, in a train from Venice to Milan, in Italy. In a couple of lines I will try to outline what I have been doing this week in Italy.

First of all, I'd like to emphatize that I came for an autumn school in Zero-Knowledge in Bertinoro. The lectures were given by very well-known specialists in the area, namely Yehuda Lindell, Jonathan Katz and Giuseppe Persiano. The number total of participants to the school was around 35, from a wide range of countries. The contents of the course were dense, but at the same time we have got an idea of what is going on in this topic. Personally, I could understand many conceptual bugs I had during my research. In general lines it was great!

I also met many people, as said, from many places. While studying or making duscussion on our research topics, we tried to enjoy it the most. After dinner, we went to bars or played Maffia as a way of distension.

We ate a lot! Huge breakfast, lunch and dinner. In general, a classic dinner in Italy consist of 5 dishes: first and second starters, first and second main course and dessert. Usually, I got full after the second starter, but I at least tried all dishes that by the way were delicious! I had never eaten so much before...

The school took place in Bertinoro, a small village near Forlì, which is one hour by train from Bologna and Florence. The town is on the top of a hill, from there, the Adriatic sea can be seen. There aren't good bus connections to other cities, and so we stayed there during the three free half days.

After the school I came back to Milan, from where I went to Venice. Personally, it was a place that I wanted to visit since a time ago, when stupidly compared it to Amsterdam. The curiosity was generated, and now I have both views. The comparison are not good, the cities are different indeed.

In Venice I met Amitabh from the school. We took rounds in the city walking and by boat. Did you know that Venice has an extense public transportation by boats? I didn't, and even more they have taxis, boat lines with their paths and schedule... it was surprising for me. Of course, we went to every place we could. As I'm used to public transportation as bus or train, I realized that short distances can take even an hour in the public boat, for that, I almost miss my (this) train.

Italy in general is quite similar to Argentina: people, intonation when talking and even I tried to speak Italian without being detected... I did really expend a very nice time here!

Tomorrow, I'll be back at home, and on Monday take all work again. There is a conference in Antwerp, Belgium, where we (my current and ex supervisors, and me) are presenting a paper there.

I have taken plenty of photos. As soon as I can I'm going to publish them...

6 comments:

naty-tucu said...

Hola, José, me alegro que ya estés de vuelta...(yo también estoy de vuelta por estos pagos). Con lo que contás me intriga mucho conocer Italia, porque todos dicen que los italianos y argentinos tenemos mucho en común. El tema de la comida es uno de los puntos mas comunes.
A diferencia de vos, Pepijn y yo casi ni comimos en Paris, por cuestiones monetarias (es carisimo) y de tiempo: corrimos todo el fin de semana. Me parece que me tendria que poner a estudiar como vos. Qué vida dura la del estudiante en la TU/e: Rusia, Alemania, Italia, Bélgica....

Jairo said...

Guau...
concuerdo con tu amiga, que emoción que conozcas tantas partes, pero que bueno, me alegra muchísimo que estes teniendo todas esas experiencias en tu vida..

En fin te lo mereces, y espero que pronto nos veamos..

GABY said...

Qué bueno que te haya ido bien, tengo entendido que las comidas en italia son carísimas, no? aunque me imagino que todo lo debes haber tenido incluido en la escuela de otoño,no? Sabía lo de las lanchas "colectivos" de Venecia y es un lugar que me gustaría conocer solo por curiosidad... Yo también estuve de viaje, por Baires, más cerca obvio, pero bue... tuvimos algunos percances con el auto pero ya te escribiré y te contaré, besos y que sigas disfrutando los viajes

Gonzalo said...

y a mi mi vieja me decía "estudiá, no seas boludo!"... había sido cierto nomas.
¿Llovió? da igual, por aquí si, así que el viernes despues de ver las promotoras del rally llegué embarrado a mi casa, al menos estaba con sandalias... en fin

José Villegas said...

@todos: Sí, conocer nuevos lugares es lindo, pero por detrás hay muchas cosas por hacer, aunque como lo dije antes, no las menciono aquí...

@Gaby: las comidas son CARAS: por ejemplo, una milanesa en Milán, 12€, para que tengás una idea... Sobre Venecia, me dí cuenta de una cosa: me gustan los viajes improvisados, en el sentido que voy a un lugar sin saber qué me voy a encontrar, cosa que podría solucionar si leo algo en internet antes de ir. Tiene otro "gusto" no saber qué es lo que me voy a encontrar, o cómo recorrer el lugar.

@Gonzalo: todos estamos a tiempo. Yo ni me lo pensé, tampoco es que me maté estudiando... Lo cierto también es que tengo mucha SUERTE, y eso es el 80% de lo que me toca vivir, vivir con suerte...

Como última noticia, para que vean que no todo es lindo, ayer fui a Amberes, y en la charla que tenía que dar no me fue muy bien... Fue mi primera charla y no me alcanzó el tiempo, o dicho más correctamente, ni siquiera practiqué la charla para ajustarla al tiempo... me dio vergüencita... en fin... lo único que siempre repito en voz baja es «take it easy and hang in there» Saludos,

GABY said...

Bueno, por lo de la charla, supongo que con un poco más de experiencia o práctica se podrá solucionar y sobre los viajes de improviso, es lindo llegar y dejarse sorprender, ta bueno, besos